Search
Wednesday 26 July 2017
  • :
  • :

Boleros cantineros de ayer…


Alguna vez se han preguntado como es que nacieron? En que momentos de nuestras vidas hemos sentido la necesidad de escucharla , mientras dentro nuestro sentíamos el dolor, el amor, el desprecio, la melancolía… y la borrachera  de ese momento. Esos sentimientos mesclados como en una licuadora ,  que te hacian venir,  aveces, una pequeña lagrima que se  deslizaba  por las mejillas, recordándola a ella… la botella!

Son muchas las causas para beber y recordar en esos boleros que los hemos escuchado en nuestra juventud, y que aun viven como si se hubieran escrito hace poco. Porque las historias amorosas que traen desilusiones  por culpa nuestra o de la pareja, serán siempre vigentes mientras que dos corazones  griten a los cuatro vientos su amor incomprendido.
Salud… otras dos mas, bien heladas… con pingüino adentro!… y no va acher!!!!

Recuerdo, que cuando aún estaba chibolo, andaba siempre detrás de las  colegialas del barrio. Todos los muchachos nos reuníamos en la esquina donde hablábamos de cosas sin sentido, pero que nos entretenía. Y,  cuando veíamos pasar una muchacha, empezaba la apuesta de quien le sacaba plan primero. Valían todas las reglas del enamoramiento, ósea, no existían. Y si alguno lo lograba, lo felicitábamos y para festejar entrábamos a la cantina que ya conocíamos, porque nos podían fiar.

Hasta aquí no había sucedido nada. Pero al pasar los días nuestro amigo comenzaba a faltar a nuestras reuniones o si estaba con nosotros de un momento a otro desaparecía . Que extraño. No, no había nada de extraño porque se había encamotado de la chibola, y se veían a escondidas de las miradas indiscretas temerosos de lo que podía decir la gente.

Cuando los padres de ella se enteraron y sabiendo que el galán era nuestro amigo, no les pareció bien, la prohibieron de frecuentarse, ni de mirarlo de lejos y para que no hubiera alguna tentación, la mandaron lejos donde unos parientes.

Parece que el remedio fue peor que la enfermedad, porque en esta nueva ciudad una chica joven y atrayente es imán para muchos galanes. Y así sucedió. Conoció a otro que le gusto más, y cuando regreso, vino acompañada, y como si no fuera poco, llegó hasta embarazada.

Desde ese día a nuestro amigo, lo encontraba en la cantina, sentado en una silla desvencijada que apenas lo tenía en equilibrio. Mientras que en la vitrola se sentía una canción de Lucho Barrios , que lo acompañaba en esos sus momentos de soledad matando sus penas y dolor, y viendome  entrar alzando la voz pedía ” mozo… un par!

Amor Gitano

Ayer te vi pasar
con el de brazos y
sin que lo notaras te
seguí los pasos.
Ayer pude comprobar
que tu me finjias
Despues que me juraste
que no lo querías
Toma este puñal
abreme las venas
quiero desangrarme
hasta que me muera
No quiero la vida
si he verte ajena
pues  sin tu cariño
no vale la pena.

Porque… dime porque
me has engañado
si todo lo que tu has querido
yo siempre te lo he dado.
Porque te burlas de mi
Amorcito mío
Porque después que te querido
Me das tan mal pago

Toma este puñal
Ábreme las venas
Yo quiero desangrarme
Hasta que me muera
No quiero la vida
Si he verte ajena
Pues sin tu cariño
No vale la pena…..(2)




Lascia una risposta

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *